Contar con colaboradores es la mejor estrategia para que tu proyecto crezca

Hoy tengo el placer de contar en mi blog con Lourdes Yagüe.

Nos contará, desde su propia experiencia, por qué considera que contar con colaboradores es fundamental para que tu proyecto no limite su crecimiento. También para que no te arranques los pelos de la cabeza cuando llega el famoso efecto «burnout». Que llega, y lo sabes 😉

(Este es un post invitado de Lourdes Yagüe Lobo, de www.hellotranslator.com)

Porque, si eres autónomo, en algún momento seguro que te habrás sentido desbordado, agobiado… ya sabes: ¡quemado!

A menudo nos sobreviene la frustración, porque lo queremos hacer todo pero no tenemos el tiempo, ni la energía, ni los recursos para ello.

Es normal.

Yo también me he sentido así muchas veces y la buena noticia es que esto tiene una solución muy sencilla.

Nosotros, los autónomos, no estamos tan solos como solemos creer.

Sí. Cuando ya no das abasto, has llegado al límite de tus fuerzas y ves que tu negocio se te va de las manos, es que has tocado el techo de la autosuficiencia y necesitas que alguien te eche una mano para seguir creciendo.

Porque tú solo no puedes con más.

icon-lightbulb-o Es el momento de dejar de ser Juan Palomo y empezar a pensar en incluir la colaboración en tu modelo de negocio.

Me ha llevado 2 años aceptar y digerir la reflexión que hoy comparto contigo, y agradezco a Omar que me haya abierto las puertas de su casa para dedicarte estas líneas.

No se me ocurre un mejor lugar que este para hablarte de las ventajas que tiene el trabajo colaborativo en tu negocio como autónomo, puesto que él mismo está consiguiendo llevar a su negocio al siguiente nivel gracias a los colaboradores con los que cuenta.

estrategia-equipo-CONTAR-CON-COLABORADORES

En algún momento debes dejar de ser ‘Juan Palomo’ si no quieres limitar el crecimiento de tu proyecto

Cuando empecé como autónoma, lo primero que asumí es que tendría que encargarme yo de todo. De hecho, me parecía lo lógico y normal: “mi negocio, mi responsabilidad”.

Supongo que este es un error que cometemos todos, especialmente si antes hemos sido trabajadores por cuenta ajena.

Subcontratar tareas de mi negocio no me parecía una opción aceptable: primero, porque apenas tenía dinero para mí y, segundo, porque no tenía sentido gastar dinero en contratar a alguien, cuando yo misma tenía todo el tiempo del mundo para hacer y aprender.

Lo veía como pecar en la pereza.

Al principio no había problema. Tenía tanta ilusión, que no me importaba echarle horas y horas al proyecto. Incluso estaba contenta porque estaba trabajando para mí.

Al cabo de unos meses con un ritmo de trabajo más que intensivo, empecé a notar el cansancio e incluso la frustración, (1) por no estar del todo satisfecha con los resultados a pesar de mis esfuerzos y (2) porque lo que menos hacía era precisamente aquello a lo que me quería dedicar, que es traducir.

Por más que trabajaba, la lista de cosas pendientes nunca se reducía, empezaba a agobiarme la idea de que todo dependiera de mí, incluso me sentía incómoda porque algunas de las cosas que hacía no terminaban de estar a mi gusto, ni hacían justicia a la panzada de horas que le había dedicado… pero tampoco podía hacerlo mejor porque hasta ahí llegaban mis capacidades.

Pasé así demasiado tiempo y resultó muy contraproducente para mi negocio, por tres razones:

  • Me restó foco y eso me hizo tomar peores decisiones.
  • Me desgastó y me quemó.
  • Afectó a mi bolsillo por no estar a lo que tenía que estar.

Y, lo que es aún peor, todo eso casi me hace tirar por la borda todo lo que había conseguido hasta la fecha.

Solo echando la vista atrás comprendí que no es tanto el dinero que ahorras al no contar con el colaborador que necesitas, sino el que pierdes por estar ocupado en lo que no debes, perdiendo así oportunidades.

Que cuando uno está de autónomo es un error seguir viéndose como un empleado en vez de como una empresa y que, por lo tanto, la subcontratación no es un gasto, sino una inversión para el funcionamiento de tu empresa.

La colaboración es la mejor palanca de cambio cuando ya has llegado al techo de la autosuficiencia

Durante mis primeros años, he visto cómo otros profesionales (entre ellos, Omar, como ya he dicho antes), que habían empezado más o menos a la vez que yo, parecían haber conseguido más y mejores resultados al cabo de los dos años.

Una observación más detenida de cada uno de esos casos me ayudó a encontrar el factor común de esos profesionales tan prósperos: estaban más enfocados en la esencia de sus negocios gracias a que, para lo demás, contaban con colaboradores.

Cuando me apliqué el cuento fue cuando empezaron a irme mejor las cosas y ahora voy a detallarte por qué.

6 RAZONES POR LAS QUE CONTAR CON COLABORADORES ES BENEFICIOSO PARA TU PROYECTO:

icon-check-circle-o 1. Ganas tiempo para ti.

Obvio. Contar con un colaborador es la manera más sencilla de liberar tiempo para ti mismo sin descuidar las tareas que deben llevarse a cabo sí o sí, porque alguien las hará por ti.

Además, la ventaja no es el mero hecho de contar con más tiempo sino que….

icon-check-circle-o 2. Ganas paz mental: te quitas de encima tareas que no te gustan o que incluso odias

A pesar del alivio que esto podría causar, cuesta dar este paso, bien porque no queremos rascarnos el bolsillo, o bien porque desconfiamos de que nadie pueda hacerlo tan bien como nosotros.

Lo curioso es que de hecho sucede todo lo contrario…

icon-check-circle-o 3. Ganas en calidad de resultados

Cuando las cosas te salen reguleras o, directamente, mal no es solo por cuestiones físicas (porque estés agotado y no rindas igual de bien) sino porque no eres Dios: no sabes hacerlo todo.

Tu colaborador tiene mucha más experiencia y habilidades porque a eso es a lo que se dedica (si estás contratando a un profesional, claro) y será capaz de hacerlo con más eficacia, mejor y más rápido.

Por consiguiente, si cuentas con colaborador…

icon-check-circle-o 4. Ganas en productividad

Es una forma inteligente de gestionar tus recursos, y por ‘recursos’, no debemos entender solamente ‘dinero’, sino también ‘tiempo’, que en cierto modo también es dinero.

Si prefieres sacrificar tu tiempo por no gastar dinero, de forma indirecta estás sacrificando dinero también. Es más, en tu afán por ahorrártelo, corres el riesgo de perder más dinero aún (el coste de oportunidad que he mencionado antes).

El tiempo que pasas haciendo una tarea que no tendrías que estar haciendo tú (¿la contabilidad, por ejemplo? ¿el diseño de tu web?), es tiempo muy valioso que podrías emplear en cosas más productivas, como por ejemplo buscar nuevos clientes, hacer planes para tu negocio o, directamente, dedicar ese tiempo a tus servicios y darte el gusto de realizarlos sin prisas ni agobios.

icon-check-circle-o 5. Proyectas una mejor imagen de tus servicios.

Al demostrar que tienes recursos para dar soluciones a tus clientes, proyectas una imagen más profesional, acorde a la calidad que prometes con tus propios servicios.

Ya no hablo solo de que delegues tareas relacionadas con las operaciones de tu negocio, sino también las tareas que tienen que ver con la propia ejecución de tus servicios.

En mi caso, hay determinados tipos de traducciones que no puedo hacer yo porque no domino los idiomas que requiere el cliente en ese caso concreto, o bien porque su texto no corresponde con mi ámbito de especialidad, pero ello no me impide prestar el servicio de traducción que he prometido al cliente.

Es más, al contar con colaboradores puedo ofrecer un servicio más completo y cómodo para él.

Soluciono su problema, que de eso es de lo que se trata.

icon-check-circle-o 6.Podrás ampliar tu oferta y captar así más clientes.

Esto ya depende de las ganas que tengas de ampliar horizontes pero, sumado a lo que he comentado antes, con un colaborador puedes ofrecer servicios que tú no sabes hacer, ni puedes permitirte aprender hoy por hoy, pero que te gustaría incluir ya que están relacionados con tu sector o porque ves que supondría una ventaja competitiva en tu mercado.

Seguro que hay mil razones más, pero creo que al final todo se reduce a la razón por la que decidiste hacerte autónomo, en primer lugar.

Cada uno tenemos nuestras razones, pero en la mayoría de los casos suele ser:

  • tener más libertad,
  • tener más poder de decisión,
  • dedicar más tiempo a lo que te gusta y disfrutar con tu trabajo,
  • tener más tiempo para tu familia, amigos, seres queridos…

En fin, sean cuales sean las razones por las que uno se hace autónomo, siempre tienen que ver con mejorar la calidad de vida.

Por mi propia experiencia, puedo decir que no hay calidad de vida cuando estás asqueado, quemado y sin tiempo para vivir, sin poder evitar que toda tu energía te la absorba el trabajo.

Cuando ya estás al límite de tu capacidad, la forma de salir de eso es pidiendo a alguien que te eche una mano.

No es solo el beneficio que obtienes tú, sino el que generas alrededor promoviendo un modelo colaborativo

Lo mejor de todo es el valor que generas a tu alrededor con esto.

Es decir, no solo te ayudas a ti, sino al compañero que contratas ya que, al convertirte en su cliente, le ayudas a que su negocio también siga prosperando.

Yo lo veo como una forma de repartir el trabajo y la riqueza que generamos con nuestra actividad. Creo que es la mejor manera de contribuir a que se recupere el tejido empresarial y a apoyarnos mutuamente entre los autónomos.

Y esto lo vi más claro aún en el seminario de Sergio Fernández Vivir con abundancia (minuto 50:00).

Siempre he creído que eso de que “no hay trabajo” es una gran mentira.

Hay muchísimo trabajo, pero no se reparte como es debido o lo realizan personas inadecuadas y encima cobrando precios más que inadecuados (sí, hablo del intrusismo).

Sin embargo, a veces lo que resulta más complicado (después de tomar la decisión de delegar en alguien) es saber dónde encontrar a ese alguien. Internet te lo pone más fácil que nunca y ahora hay plataformas como oDesk o Elance en las que es muy sencillo encontrar colaboradores profesionales.

Me di cuenta de que podía hacer lo mismo y aportar mi granito de arena a este modelo colaborativo, y por eso creé mi nueva plataforma, Hello Translator, con el fin de ayudar, por un lado, a la gente a encontrar al traductor profesional cada vez que lo necesiten y, por otro, facilitar el reparto de trabajo entre los traductores profesionales.

Ahora el proyecto arranca con los colaboradores con los que ya he trabajado durante estos primeros años, pero espero que “la familia” siga creciendo para que la plataforma sea más rica y variada para los clientes que necesitan traductores profesionales.

En fin, solo me queda agradecer de nuevo a Omar que me haya permitido compartir esta reflexión contigo y concluirla con una de mis citas favoritas desde que empecé la aventurilla de emprender (y que ya mencionó Ana Bizarro en su artículo invitado Liderando mi propio proyecto online con un par de tacones):

«Si caminas solo llegarás más rápido. Pero acompañado, llegarás más lejos.»

lourdes-yague-traductora-foto-BIOLourdes Yagüe Lobo.  [ Twitter | Facebook ]
Me lancé a la aventura del emprendimiento en 2013 para poder vivir de mi pasión, la traducción. Ahora también dirijo Hello Translator, una plataforma pensada para ponérselo fácil a las personas que necesitan contactar con traductores profesionales para sacar adelante sus proyectos multilingües.

Compártelo si crees que puede ser de utilidad para otros. ¡Gracias!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Una pregunta rápida...

¿TIENES YA UNA PÁGINA WEB O BLOG?

Para comenzar a ayudarte y darte los recursos adecuados, me gustaría saber si ya tienes un proyecto web en marcha o si aún no tienes la página creada.

Herramientas y cursos
para emprendedores online

Si aún no has visto en qué consiste mi formación en Titanes Warpress...

TIENES QUE VERLO

No te vayas sin dejar tu comentario...

20 comentarios en “Contar con colaboradores es la mejor estrategia para que tu proyecto crezca”

  1. Hola Lourdes y hola Omar.

    Que gran post. Me sentí muy identificado.

    La colaboración es un aspecto fundamental en cualquier proyecto porque, como dice mi padre, ningún jugador es mejor que un equipo.

    Con personas que nos colaboren y que nos apoyen, nuestro proyectos serán más fáciles de concretar y mucho más divertidos de hacer.

    El problema llega cuando buscamos los colaboradores porque algunas veces las personas no son lo que parecen.

    Creo que más allá de un colaborador temporal o a corto plazo, debemos encontrar un equipo ganador que quiera llegar lejos y nunca detenerse.

    Un gran saludo a toda la comunidad.

  2. ¡Gracias por la entrada Lourdes!
    Acabó de empezar este año mi proyecto de autoempleo y posts como éste me vienen muy bien. De momento no me siento saturado pero tengo claro que se necesitan colaboradores. Por ejemplo, pago para que alguien me diseñe las portadas de mis libros.
    Y trabajos de traducción también me vendrían bien, la verdad. De hecho acabo de solicitar un presupuesto en tu web 😉
    Gracias y saludos!

    1. Muchas gracias, Javier. Claro, aunque uno no se encuentre en ese punto todavía, por lo menos viene bien saberlo. Parece una obviedad pero no lo es. A mí me pilló de sorpresa porque, ya digo, yo desde el principio asumí que lo correcto era comérmelo todo yo, que si no, no tenía mérito…o estaría comportándome como una floja, pero ¡qué va! Eso es en realidad autosabotaje!

      Te deseo todo lo mejor con el arranque de tu proyecto. Tiene muy buena pinta y estoy segura de que no te faltarán seguidores porque lo de Ebay me parece un mundo aparte. Quise deshacerme de algunas cosas de mi trastero y solo por la pereza que me daba informarme de cómo es el proceso para vender en Ebay lo dejé «para otro momento» (que nunca ha llegado, por cierto). Lo dicho, te seguiré de cerca.

      Encantada de colaborar contigo si algo está en mi mano. Muchas gracias por tu comentario ¡y por tu solicitud! Enseguida empezarás a recibir presupuestos.

      Saludos,

      Lourdes

  3. Ángel Benito

    Hola Lourdes.

    Yo ni siquiera creo que haya que esperar al burnout para empezar a colaborar con otros bloggers y compartir conocimiento y establecer bidireccionalidad de blogs tan pronto como sea posible. Franck muchas veces habla de «manada» y es un gran concepto, aunque los bloggers, de momento, no andamos a dentelladas con nadie.

    Muy buenos puntos y muy tratados. Seguiré de cerca tu proyecto Hello Translator. Tiene muy buena pinta.

    Un abrazo

    1. Muy buen apunte, Ángel. Bueno, no me refería a una colaboración de contenidos en blogs sino a contar con colaboradores que lleven parte de tu negocio, o que te ayuden con cosas claves que tú no puedes o no sabes hacer, pero que hay que hacerlas igualmente si quieres que el negocio siga rodando.
      Por supuesto, como bien dices, el blog es un buen punto de arranque para formar una ‘manada’ y empezar a estrechar lazos con profesionales muy interesantes con los que pueden surgir muy buenas iniciativas.
      Muchas gracias por tu comentario. Un saludo,
      Lourdes

  4. Buenísimo el artículo, Lourdes, estás siendo la voz de mi conciencia, ya sabes 🙂

    El problema a veces es entrar en el círculo vicioso de «Cuando tenga dinero subcontrato» —> «Como todo lo hago yo apenas tengo tiempo para generar más dinero» —> «Pero en cuanto tenga más dinero subcontrato» 😀

    Un abrazo y enhorabuena por Hello Translator, es una bomba!

    1. Bueno, Laura, paso a paso. No hace falta que subcontrates todo de golpe. Yo empecé por aquellas cosas que hubiesen requerido un aprendizaje por mi parte para hacerlas (por ejemplo el diseño de mi web) porque esos son los casos mas claros, no me voy a poner ahora a aprender movidas técnicas ni a liarme con la tecnología, jeje. Aparte de que se notará el resultado amateur…..
      Muchas gracias por tu comentario, un saludo.
      Lourdes

  5. Excelente este artículo. Felicitaciones a Lourdes y a Omar.

    Esta es una lección que he tenido que ir aprendiendo de mi experiencia propia. En un momento dado llegué a dejar el blogging por un tiempo e incluso cambié algunas de mis páginas web a sitios estáticos porque me sentía sobrecargado (y para ese tiempo me llené la cabeza con las ideas de los que dicen que el blogging está muerto…bueno, eso es otro tema). Pero llegó el momento en el que «el cuerpo me pedía blogging», y retomé mis labores. Ya sabes, cuando tienes la vocación de escribir en las venas, es difícil no hacerlo.

    Al analizar mi experiencia me di cuenta que pude haber evitado el «burnout» utilizando colaboradores. Ahora que estoy consciente de ello, espero no cometer el mismo error nuevamente. Ya he empezado a delegar algunas cosas, y espero poco a poco seguir delegando aquello que vea pertinente.

    Gracias por los consejos. Muy apropiados.

    1. Me alegro mucho de leer eso, Ángel, y de que con este artículo te ayudemos a dar un empujoncito. Claro, hay que ir poco a poco. Tampoco se trata de delegarlo todo de golpe porque una premisa básica es poder pagar a tus proveedores. Lo importante es no llegar al extremo de estar quemado y sentirse un miserable, que es lo que me ha pasado a mí alguna vez. Porque si llegas a ese punto, pierdes la perspectiva y puedes acabar mandando a la mierda todo el esfuerzo previo porque ya estás harto, y eso sí que es un error y de los gordos.

      Muchas gracias por comentar Ángel. Mucha suerte con tu proyecto. Saludos,

      Lourdes.

  6. Buenos días Lourdes y Omar:

    Mejor imposible. Me ha encantado tu artículo. Que necesario es transmitir esa confianza a otros profesionales que aún siguen pensando que delegar no es su opción.

    Hay muchos recursos que nos pueden ayudar a ser más productivos y a optimizar el tiempo. Pero delegar tareas que no nos llevan a ninguna parte y centrarnos en nuestra propia actividad y en nuestro negocio, es el recurso más útil.

    Es muy difícil, hoy precisamente lo hablaba con un cliente y amigo con el que colaboro encontrar a ese profesional, en el que confiar y delegar en él tareas que hasta ahora hacíamos nosotros.

    Y es un ejercicio que conlleva de tiempo, pero cuando das con ese profesional, con el que es fácil alinearse y trabajar en equipo, la diferencia es que empiezas a crecer y a avanzar en tu propia productividad y de su mano tu negocio.

    Da igual el volumen de tareas, como si solo necesitas de ese profesional 3 horas al mes. Lo importante es dar el paso, empezar a sembrar, que los frutos ya llegarán.

    Delegar es una de las mejores inversiones que puedes hacer en tu tiempo y en tu negocio.

    Enhorabuena por el post y gracias por tus palabras.

    Mi profesión y forma de vida está muy ligada a ello y cuando encuentro a otros profesionales con la misma filosofía, me siento apoyada, arropada y me motiva a seguir invitando a realizar el ejercicio de dar el paso a delegar.

    Un fuerte abrazo a los dos. 🙂

    1. Eso es. Ya de por sí cuesta dar el paso de delegar en otra persona, pero cuando das ese paso, la dificultad es encontrar a esa persona a la que le vas a confiar algo tan importante como es parte del negocio de uno. Creo que merece la pena porque en cuanto cuentas con colaboradores de confianza con los que hay química, buena sintonía para el trabajo y con el que uno se entiende bien, eso repercute en la productividad y por tanto en la facturación.

      Además, un colaborador puede recomendarte a otra gente que conozca….. o tú a él…. en fin, lo que decía al final del artículo, es repartir el impacto positivo que generamos con nuestra actividad económica. Ayudar a que la generación de riqueza se reparta, que es lo que hace falta en este país.

      Gracias por tu comentario, Yolanda. Un saludo,

      Lourdes

  7. ¡Hola Lourdes!
    ¡Gracias por tu experiencia!
    Es cierto que esta más mal visto eso de delegar tu trabajo en otra persona… No tienes dinero, estas empezando a ganarlo o llevas poco tiempo y evidentemente te dicen «¿pero como se te ocurre gastarte el dinero en que te hagan «tal cosa»? Podías haberte encargado de aprender a hacerlo tú y no quedarte sin el dinero».
    Mi madre desde pequeño me decía. «El tiempo es oro, hijo» así que desperdiciarlo es uno de los mayores errores en la vida. Y cuando tienes un negocio hay que entender ese coste de oportunidad del que hablas. Es verdad, que nos cuesta comprender que quizá me gaste 50€ en darle el trabajo a otra persona, pero por qué no pensamos en que quizá generé 100€ y además otra persona ganará esos 50€.
    ¡Seguro que poco a poco nos daremos más cuenta de ello! Ver ejemplos de personas que lo hacen y triunfan, nos ayuda a interiorizarlo. Como es el caso de Omar, como tú misma dices.
    Un saludo

    1. Gracias Fernando. Sí, a mí me dijeron lo mismo con mi web (con mi segunda web, esta de Hello Translator). Que con la de herramientas que hay hoy en día que me lo podía haber hecho yo misma y me habría ahorrado el dinero. Pero yo ya pasé por eso con mi primera web, porque usé una de esas herramientas tan ‘estupendas’ y no solo me quedó como una chapuza, sino que perdí un mes entero en ella (tiempo que podría haber empleado en buscar más clientes). Hasta que Omar vino al rescate y me la dejó como Dios manda. Pero con esa experiencia, fue donde aprendí que más me hubiese valido hacer eso desde el principio. Tengo la experiencia de haber perdido más dinero por intentar ahorrármelo.

      Muchas gracias por leerme y comentar. Un saludo,

      Lourdes

  8. Gracias por compartir tu experiencia Lourdes. Un proyecto se hace más fuerte con buenos colaboradores.

    Es cierto que en esto del blogging y del mundo de los autónomos lo de las colaboraciones es un tema tabú. Parece que sino eres capaz de hacerlo todo tu sólo algo estas haciendo mal o vas a perder el control de tu proyecto o clientes.

    Nada más lejos de la realidad. Aprender a delegar en tu proyecto es imprescindible para crecer.

    A ver si me aplico el cuento.

    Saludos
    Peio

    1. A mí al principio me pasaba eso, sentía que si no podía hacerlo todo yo, la cosa ya no tenía mérito. Pero ya digo… después de ver que la gente a la que mejor le va es la que sabe pedir ayuda y confiar en colaboradores, lo vi claro cristalino.
      Y es que no podemos hacerlo todo solos.

      Muchas gracias por tu comentario, Peio, a ver si nos vemos prontito. Un abrazo,

      Lourdes

  9. Chikillaaaaaaaa

    Me tienes alucinada, es poco decir.
    Nada que añadir, porque lo has dicho perfectísimamente tó 🙂

    Tan sólo: quiero seguir aprendiendo a tu lado (y bailando también).
    Las empresas existirán siempre pero el asalariado ahora se llama COLABORADOR.
    Y es libre para volar hasta la playa más paradisiaca.

    Y gracias a Omar por traernos a personas con tanta energía.

    Seguimosssss (yo cuento con vosotros)

    1. Gracias Ana. Claro, no es tanto un cambio radical de la estructura de una empresa sino de la mentalidad del trabajador o de las ganas que tenga uno de tener más flexibilidad en su vida laboral.
      Como hemos dicho tantas otras veces, al final es más una elección de estilo de vida que de otra cosa.

      Muchas gracias por tu apoyo incondicional y constante 🙂 Un abrazo,

      Lourdes

  10. Gracias, Omar, por permitirme compartir esta reflexión con tus lectores. Creo que los recursos de hoy en día y la situación laboral que acabamos de pasar nos está conduciendo a un nuevo modelo de trabajo más interdependiente y más libre. Creo que decimos demasiado eso de que ‘la unión hace la fuerza’ sin pararnos a pensar en su verdadero significado y, desde que soy autónoma, para mí ha cobrado verdadero sentido. Nadie es autosuficiente y se consiguen más cosas dando y contando con el apoyo de los demás.

    Un saludo,

    Lourdes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Responsable » Omar de la Fuente Prieto (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Haciaelautoempleo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Ir arriba
ebook-Siete-Claves_HEA

Tengo cuatro regalos para ti, para mejorar tu sitio web.

DESCARGA ESTE EBOOK GRATUITO

+

BONUS: Acceso a tres clases de mi escuela online

  • Radiografía de un post con el SEO bien cuidado.
  • Popups en Elementor con su formulario de suscripción.
  • Páginas que necesitas para un webinar automatizado.
Guia-paso-a-paso-para-crear-tu-blog

Tengo cuatro regalos para ti, para que puedas crear tu web.

DESCARGA LA GUÍA GRATUITA

+

BONUS: Acceso a tres clases de mi escuela online

  • Cómo contratar (bien) un hosting y un dominio.
  • Cómo instalar WordPress en apenas un par de clicks.
  • Qué plantillas te recomiendo y cómo instalar la tuya.
megafono.png
#UNTRAININGDIFERENTE
Días
Horas
Minutos
Segundos

¿Ya tienes que irte?

Ok, pero échale un vistazo a esto, aún estás a tiempo.

VIDEO #1 [01/09/2020]

La gran oportunidad que nos ofrece hoy en día Internet
(sabiendo cómo aprovecharlo)

VIDEO #2 [03/09/2020]

Por qué parece tan complicado tener una web y un proyecto
(y porqué no debería serlo)

VIDEO #3 [07/09/2020]

El camino se hace mucho más sencillo si estás acompañado
(montamos el puzzle de tu web)

Cómo tener una web efectiva que convierta a tus lectores en suscriptores y clientes

megafono.png
#UNTRAININGDIFERENTE
Días
Horas
Minutos
Segundos
foto_Omar_Zoom

¿Tienes que irte ya?

Ok… pero no te vayas con las manos vacías.

Tengo un regalo para ti.

Antes, sólo una pregunta muy sencilla:

¿TIENES YA UNA PÁGINA WEB O UN BLOG?