Las 7 medidas financieras que debes aplicar antes de dejar tu empleo

Hoy tengo el placer de contar en mi blog con Ramón Cámero.

Uno de los miedos a dejar de tener un trabajo por cuenta ajena y emprender es la falta de ingresos fijos y seguros. Aunque a día de hoy sabemos que un trabajo no es algo seguro seguimos sintiendo que una nómina nos aporta mucha más seguridad y además no sabemos como hacer para que el aspecto financiero no se convierta en un problema a la hora de dejar el empleo del que se dispone.

Aquí tienes 7 acciones o medidas que puedes poner en práctica en tu economía para poder dejar con mayor seguridad tu trabajo.

(Este es un post invitado de Ramón Cámero)

control-financiero

Según una encuesta que realizó Gallup hace algunos años en más de 140 países, sólo a 13 de cada 100 empleados les gusta su trabajo.

No sé que pienses tú pero a mí me parece terrible.

Si no les gusta, ¿por qué lo siguen haciendo?

¿Por qué, a pesar de esta abrumadora estadística, tanta gente sigue yendo a trabajar al mismo lugar semana tras semana?

Pienso que la principal razón es que, en la mayoría de los casos, hemos sido formados para ser empleados.

No somos verdaderamente conscientes de que tenemos disponibles otras formas de ganar dinero y de realizarnos.

Además, la sociedad y los medios de comunicación han hecho su aporte en cuanto al diseño del patrón de «persona de éxito»: Trabajo en una gran corporación, auto del año y el estilo de vida más costoso que la tarjeta de crédito soporte.

Analizando un poco más a fondo

Que hayamos sido formados para ser empleados equivale a decir que no tenemos ni la más remota idea de cómo emprender por nuestra cuenta.

Podemos corroborar esto revisando los diversos estudios que existen al respecto: Entre el 70% y el 90% de los nuevos emprendimientos fracasa.

Peor aún, en muchos de los casos, las razones no tienen que ver con la idea de negocio o el potencial del producto en el mercado; sino con aspectos relacionados al manejo del dinero.

Pocas personas están listas para pasar del rol de empleado con ingresos constantes, al de emprendedor con ingresos irregulares.

A pesar de todo…

A pesar de todo eso, cada vez más personas sueñan con dejar empleos que no las llenan. Quieren crear sus propias fuentes de ingresos.

Y es en este punto donde necesitamos tener las cosas claras. Va a pasar algún tiempo hasta que un proyecto que está iniciando, logre generar una utilidad constante.

Entonces, no se trata sólo de montar un negocio que venda. En realidad, el nuevo emprendedor necesita crear ciertas condiciones económicas y emocionales en su vida. Esto le permitirá pasar con tranquilidad desde un lugar que conoce bien hacia otro que le resulta totalmente incierto.

En este artículo compartiré 7 medidas que yo mismo tomé con respecto a mi economía personal. Gracias a ellas pude cumplir el sueño de dejar un empleo bien remunerado para dedicarme a mis propios proyectos.

Aunque vivo en un país que no es el mío y tengo un hijo pequeño, siento absoluta tranquilidad. Sé que mi decisión no compromete en absoluto el bienestar de mi familia.

Medida #1: Simplifica tu vida

Tener un empleo supone recibir un ingreso constante cada mes. Es alrededor de ese ingreso que la mayoría de personas determina su nivel de gasto.

Cuando se tiene un empleo en el que el dinero llega en -más o menos- la misma cantidad cada mes, vivir al tope de las posibilidades no parece ser un gran problema.

Es en el momento en que quieres vivir de un proyecto propio cuando te das cuenta de la trampa. Un elevado costo de vida dificulta la decisión de pasar a depender de los ingresos irregulares propios de un negocio en su fase inicial.

Mi mejor consejo con respecto a este tema es muy sencillo: Simplifica tu economía.

Adopta un estilo de vida minimalista. Aprende a vivir con el 50% o 60% de lo que vives hoy. Hazte consciente de tus costos ocultos. Revisa cuánto te cuesta vivir donde vives, tener el auto que tienes o sostener tu nivel de gasto en ocio y entretenimiento.

¿Es todo eso acorde a tus prioridades? ¿Vale la pena sacrificar tu libertad por cosas que, tal vez, ni siquiera estás disfrutando?

Con frecuencia tengo la oportunidad de conversar con otras personas que dejaron sus sueldos fijos -en algunos casos verdaderamente altos- para emprender.

Casi todos ellos renunciaron a sus empleos cuando sus proyectos personales aún no les reportaban el mismo nivel de beneficio. Igualarlo les habría tomado muchos años, y ellos no estaban dispuestos a esperar tanto. Lo que hicieron, en cambio, fue simplificar su economía.

Así pudieron dejar empleos que no disfrutaban y descubrieron que la felicidad no está en consumir, sino en tener libertad.

Entonces, simplifica. No sólo gastarás menos sino que te sentirás más libre. Será como soltar cadenas para empezar a tomar vuelo.

Medida #2: Ten un mapa de gasto mensual (o un presupuesto que funcione)

De nada te servirá simplificar si es que no tienes un presupuesto que realmente se adapte a ti.

Si dejas de comprar algo pero al final del mes no sabes dónde fue a parar ese dinero, no has ahorrado. Sólo has gastado de forma distinta.

La mayoría de personas no son capaces de ceñirse a un presupuesto mensual. Algunas lo intentan pero la mayoría no lo logra.

Atribuyo el fracaso rotundo con los presupuestos al hecho de que éstos suelen no representar a quien los usa. Son generales, rígidos y complicados.

Un presupuesto, para que funcione, debe ser simple y estar verdaderamente adaptado a tus necesidades y prioridades. Además, debe diferenciar aquellos aspectos en los que conviene ser flexible de aquellos en los que no.

Una de las cosas más increíbles de tener un mapa de gasto es que el manejo del dinero deja de ser una complicación y pasa a ser una alegría. Si cuando repartes tu dinero sientes paz, quiere decir que -por fin- estás empezando a controlar tu economía personal.

Mi familia la componemos 3 personas: Jennifer (mi esposa), Santiago (mi hijo) y yo. El mapa de gasto que usamos es una plantilla Excel de tan solo 19 campos, en los que están representados todos nuestros gastos. Aquí se incluyen vivienda, educación, alimentación, seguros, donaciones, ahorro en distintas categorías, etc.

Nada de registros interminables ni la necesidad de controlar cada centavo que sale de nuestros bolsillos. Sabemos -por experiencia propia y ajena- que estos métodos de excesivo detalle aburren, desgastan y duran muy poco.

Medida #3: Cancela tus deudas

Si tienes deudas de consumo de cualquier tipo (la hipoteca de tu casa-vivienda cuenta) perteneces al grupo de las personas que gastan más de lo que ganan. La razón es que estás llevando un nivel de vida por encima de tus posibilidades actuales.

No dejes tu trabajo si tienes deudas personales, pues éstas generan tensión, quitan energía y dificultan el enfoque.

Por si fuera poco, encarecen el costo de vida; afectando el flujo de caja mensual.

Antes de pasar a depender económicamente de tu proyecto, es fundamental salir del estado de ansiedad causado por las deudas. De este modo estarás creando las condiciones para que tu energía creadora fluya.

Si tienes un crédito hipotecario, tal vez estés pensando qué hacer con él. Esa es una decisión muy personal, que dependerá de tus valores, de tu estilo de vida y de cuánto te falte para cancelarlo.

Yo decidí vender un departamento que llevaba 2 años pagando. En ese momento me quedaban alrededor de 13 años de hipoteca.

Con el dinero de la venta cancelé la deuda. El saldo a favor lo invertí junto a otros ahorros. Hoy, mientras ese dinero crece, mi esposa, mi hijo y yo nos podemos mover con total libertad.

En paralelo tenemos un plan de ahorro flexible, que nos permitirá comprar un departamento cuando decidamos establecernos en una ciudad específica.

Y no, no se precisa ganar muchísimo dinero para hacer eso. Con un poco de orden y planificación es posible.

Pero, nuevamente, el trato que se le dará a un crédito hipotecario es una decisión que cada persona debe tomar de acuerdo a sus propias circunstancias.

Medida #4: Construye un colchón financiero

Si pagar tus deudas te ayuda a eliminar la ansiedad, tener un colchón de emergencia te da la tranquilidad necesaria para emprender.

Mi consejo es que después de haber cancelado tus deudas, empieces a ahorrar el monto equivalente a unos 6 meses de tu nuevo costo de vida.

A estas alturas ya has simplificado tu economía y has quedado libre de deudas, por lo tanto tu presupuesto mensual es bastante menor al que tenías cuando empezaste a leer el artículo ; )

El objetivo de este colchón es tener un respaldo, en caso sea necesario, para soportar los primeros meses de tu emprendimiento.

Pocas cosas destruyen más un negocio que el desgaste emocional de tener que decidir entre usar las primeras ganancias para reinvertirlas o para pagar el recibo de luz.

Algo que podrías hacer para acelerar la construcción de tu colchón, es vender algunas cosas que no te sirvan. Seguro tienes ropa u otros objetos que no usas, por los cuales alguien más podría estar dispuesto a pagar.

Puedes aprovechar los diversos sitios web de venta de artículos usados para ganar algo de dinero, que deberá ir directo a tu colchón financiero.

Además del efectivo que obtendrás, ahorrarás el tiempo, dinero y espacio que te consumen esas cosas por el solo hecho de estar en tu casa.

Medida #5: Genera ingresos alternativos en paralelo a tu negocio

Mientras desarrollas tu proyecto de vida, podría serte de mucha ayuda generar algún ingreso alternativo en el camino.

Hoy en día existen numerosas plataformas y bolsas de trabajo para freelancers. Ahí es posible ofrecer servicios de distintos tipos, tales como redacción, traducción, asistencia virtual, diseño, programación, entre otros.

Personalmente he usado estos sitios en algunas oportunidades. Aunque no es sencillo ganarse la vida al 100% con ellos, es cierto que dedicando algunas horas a la semana, es posible generar un ingreso adicional.

Otra alternativa son las empresas de diversos rubros que ofrecen comisiones por referidos. Si te interesa esto, te sugiero investigar las alternativas disponibles en el lugar en el que vives. Podrías optar por alguna cuyos productos o servicios estén relacionados a tu experiencia profesional o conocimientos previos.

En fin, aquí te invito a pensar «fuera de la caja» y evaluar qué tipo de ingresos adicionales podrían funcionar para ti.

Un colchón de emergencia inicialmente pensado para 6 meses, al ser complementado con una fuente de ingresos aternativos, podría durar mucho más. En el mejor de los casos, ni siquiera tendrías que hacer uso total de él.

Eso sí, mantén claros tus horarios y prioridades. Define cuántas horas por semana dedicarás a tu proyecto y cuántas a tus ingresos alternativos.

Medida #6: Después de tu colchón, crea un ahorro.

Estás cada vez más cerca. Desde el punto de vista del manejo de tu economía personal, éste es uno de los últimos pasos que necesitas dar antes de dejar tu empleo.

Una vez que tienes tu colchón para emergencias, es momento de pensar en el futuro a mediano y largo plazo.

El mismo monto mensual que usabas para tu colchón, utilízalo ahora para crear un fondo de ahorro para el futuro. Esto es lo que te dará la tranquilidad de que al emprender no estás poniendo en riesgo tu futuro ni el de tu familia.

Una parte de este dinero deberá quedar para compras a futuro (como una casa o los estudios de tus hijos, por ejemplo). Presérvalo con algún instrumento que te permita ganarle a la inflación y que te facilite cierta disponibilidad del efectivo.

Lógicamente, cuando tu proyecto personal esté generando beneficios, deberás seguir haciendo crecer esta cuenta.

Medida #7: Empieza a invertir y crear patrimonio

Antes de dejar tu empleo pon a trabajar parte del dinero que has ahorrado. Ya no sólo para preservarlo, sino para hacerlo crecer a través de inversiones que no te demanden demasiado tiempo.

Recuerda invertir sólo aquel dinero que no vayas a necesitar en el corto plazo. Luego continúa haciendo aportes periódicos a esta cuenta.

Para esto, si bien no necesitas ser un gran experto en inversiones, sí es importante que te informes, investigues y asesores bien. Lo bueno es que una vez que tengas ese dinero trabajando, casi no te tomará tiempo verlo crecer.

Eso sí, recuerda que toda inversión tiene un riesgo y que eventualmente podrías perder parte de tu capital. Esto es algo que minimizarás si eres sensato y te asesoras bien. La idea es que, incluso con alguna pérdida eventual, el rendimiento acumulado de tus inversiones resulte positivo.

¿Y cuánto tiempo puede tomar todo este proceso?

Eso es relativo. Depende de dónde te encuentres hoy, de qué tanto estés dispuesto a simplificar y de cuán claras tengas tus prioridades.

Si tu nivel de deuda es bajo y no necesitas grandes lujos para vivir feliz, probablemente en un tiempo relativamente corto habrás organizado tu economía y podrás dejar tu empleo con tranquilidad.

Por el contrario, si tienes una deuda elevada o necesitas gastar mucho para sentirte bien, la tarea te tomará más tiempo.

En cualquier caso, recuerda que estas condiciones las deberás ir generando mientras desarrollas tu proyecto propio a tiempo parcial.

Es fundamental que, así como creas las bases de tu emprendimiento, crees también las bases de tu economía personal.

Y no te limites a la teoría. Mejora, desde hoy, tus hábitos financieros y tu capacidad de ahorro, descargando gratis, mi guía «Tres Estrategias para Ahorrar Más y Escapar del Trabajo que está Matando tus Sueños»

Si tienes alguna duda o hay algún punto en el cual quisieras profundizar, ¡conversemos en los comentarios!
sombra

Ramón Cámero
Ramón Cámero. Fundador de Camino Contracorriente.
Ayudo a personas a dejar trabajos que no las llenan para emprender proyectos acordes a sus propios valores. Les enseño a organizar su economía y a eliminar la dependencia al sueldo “seguro”.
Facebook | Twitter | Instagram | LinkedIn

Omar de la Fuente
Omar de la Fuente
Trabajo con mi blog haciendo realidad mi sueño de vivir de mi propio negocio online y poder ayudar a otras personas a conseguir el suyo a través de mis contenidos gratuitos y mis cursos de pago.

¡Muchas gracias por compartir!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

¿Necesitas algo en concreto?

No te vayas sin dejar tu comentario...

6 comentarios en “Las 7 medidas financieras que debes aplicar antes de dejar tu empleo”

  1. Hola Ramón, interesante el articulo y tal cual lo mencionas hemos sido formados o adiestrados para ser empleados de nuestros estudios, nos enseñan para estudiar una carrera y estar dedicado a tu trabajo casi de por vida, y te dejan atrás con muchas otras formas financieras que uno desconoce y de por si las hay.

    Como otro comentario que hay, si es muy difícil poder dejar tu empleo y dedicarte de lleno al mundo de Internet o de los negocios en Internet ya que al final mes sabes que recibirás tu salario, lo malo que es una suma fija y nos estancamos y nos acostumbramos por muchos años.

    Se que a muchos estamos en esta situación y por miedos al fracaso no nos atrevemos al trabajo freelance. De todas formas creo que sería una gran idea ofrecerme como freelance en paralelo, mientras me voy formando y adaptando a lo que realmente necesito

    Con referente al punto 3(Cancela tus deudas), quizás muchos tiene su trabajo dependiente(trabajo ajeno) y de deseas iniciar un trabajo freelance, incluyendome; muchos tiene deudas del hipotacario y deshacerse de esta deuda sería ideal pero no es tan fácil dependiente de las circunstancias, quizás como yo y quienes están solteros(as) podrían amortiguar mas pagar un hipotecario o sea continuar pagandolo con un trabajo freelance ya formado y asegurado.

    Saludos.

  2. Hola Ramón,

    Genial el artículo, me ha encantado. Personalmente estoy en ese camino, de la mano de Omar y su Academia, aunque es un proceso lento y sacrificado.

    Creo que sería una gran idea ofrecerme como freelance en paralelo, en este caso como redactor. ¿Me recomiendas alguna plataforma en concreto para anunciarme? Supongo que Fiverr es la más conocida, pero también sera difícil destacar entre tanta oferta.

    Un abrazo y cuenta con un nuevo seguidor de tu blog 🙂

    1. Hola Antonio,

      Muchas gracias por el comentario. Me alegra que el artículo te haya resultado útil.

      Es una buena generar ingresos paralelos a tu proyecto. Las plataformas para freelancers son una alternativa, aunque hay algunas cosas que te recomiendo tener en cuenta:

      – La competencia es alta. Probablemente al inicio debas cobrar menos de lo que quisieras.

      – Crea un buen perfil con portafolio. Así te vas a diferenciar de una gran parte de esa competencia.

      – Buscar trabajo es un trabajo. Postular a proyectos toma tiempo. Considéralo en tu planificación.

      – Ten paciencia y postula mucho. Al ser nuevo, tal vez debas aplicar a 30 trabajos para ganar 1.

      – Mantén el enfoque en tu proyecto principal.

      La plataforma que yo he utilizado es Trabajo Freelance. Aunque sus tarifas son de las más bajas del mercado, me sirvió para conseguir mis primeros clientes, con los que luego trabajé en proyectos más grandes y mejor pagados.

      Otras que te puedo recomendar, son: Workana y Freelancer, Twago, Upwork.

      Te deseo mucho éxito, Antonio.

      Un abrazo!

      Ramón

  3. Ramón Gálvez

    Como mencionas en el articulo hemos sido formados para ser empleados. Desde Pequeños nos educan para hacer una carrera y estar dedicado a tu trabajo toda tu vida, no te enseñan a que hoy en día hay muchas formas financieras para poder sobresalir.

    Es muy difícil poder dejar tu empleo y dedicarte de lleno al mundo de Internet o de los negocios en Internet. Cuantos de nosotros nos pasa que los amigos, se burlan a la hora de que mencionamos que trabajamos en este mundo.

    Debemos perder el miedo y seguir los consejos que nos mencionas.

    1. Hola tocayo!

      Justamente, ayer hablé de esto con una suscriptora del blog.

      Sólo a unos pocos los educan desde pequeños para emprender. Al resto nos toca formarnos en el camino.

      De todos modos, es absolutamente posible vivir de nuestros propios proyectos. Si no estás tan seguro de eso, ¡pregúntaselo a Omar!

      A las burlas, ni caso hacerles. O, mejor aún, convertirlas en motivación.

      Te mando un abrazo y te deseo muchos éxitos!

      Ramón

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Responsable » Omar de la Fuente Prieto (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Haciaelautoempleo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Ir arriba

vive de tu negocio digital

ANTES DE QUE TE VAYAS...

¿Necesitas ayuda para mejorar tu sitio web?

¿Sabes que con la formación adecuada puedes diseñar tu web profesional y trabajar desde casa con tu propio negocio online?

Yo empecé en el 2008 haciendo páginas en HTML y CSS.
Unos años después descubrí WordPress y todo cambió para mí.

Comencé este proyecto en 2013 y al tercer año ya estaba facturando más de 80.000€ brutos en un año. Pero lo importante es comenzar.

¿Te gustaría formarte y aprender conmigo?