Por qué el sistema educativo actual no funciona y cómo puedes emprender estudiando

Hoy tengo el placer de contar en mi blog con Alejandro Caballero.

Es un chico joven (20 años) de Albacete, que está arrancando con su propio proyecto.

A priori nada nuevo ni espectacular, ¿no?

Ok, pero déjame decirte una cosa: ha escrito el post que me hubiera gustado escribir a mí, y encima mejor que yo. El tema del sistema educativo me toca la fibra porque pienso que es uno de los principales problemas que tiene el país.

Te dejo que disfrutes con este impresionante y largo artículo sobre por qué el sistema educativo actual no funciona y cómo puedes emprender estudiando.

(Este es un post invitado de Alejandro Caballero, de www.alejandrocaballero.es)

sombraemprender-estudiando-profesor

¿Eres estudiante? Tal vez en algún momento de tu vida te hayas sentido o te sientas bastante identificado con algunos de estos casos:

  • Estoy empezando una carrera y el hecho de independizarme está suponiendo un gasto excesivo que mi tarjeta de crédito no puede acarrear.
  • Estoy contento con mis estudios, pero necesito algo más. Siento que ha llegado el momento de lanzar por mi cuenta un proyecto.
  • Último año de carrera. Veo tan oscuras mis oportunidades de encontrar unas prácticas de empresa o un trabajo decente como la solución a la corrupción de los políticos.

No voy a ser el típico al que le gusta soltar el repetitivo discurso repleto de negatividad sobre la situación actual de muchos estudiantes. Solamente quiero hacerte ver la realidad a la que se enfrentan muchos estudiantes en su día a día, incluido yo mismo.

Naces. Estudias. No tienes trabajo porque no tienes experiencia. No adquieres experiencia porque no trabajas. Ésta es la realidad para muchos universitarios.

La pregunta que todos nos hacemos es: ¿Qué está pasando aquí? Y lo cierto es que con cada persona que hables te vas a encontrar con una respuesta diferente.

Evidentemente, la disparidad de opiniones es totalmente necesaria y es por ello que en este post quiero darte mi propia visión sobre la situación de los estudiantes y cómo el emprender en la red puede ser la solución para muchos de ellos.

El sistema educativo actual está en un proceso de degradación absoluta

A día de hoy no me podrás negar que la educación ha cambiado radicalmente a lo largo de los años, y si bien existen algunos cambios que la han favorecido en gran medida, existen otras decisiones que han acabado degradando nuestro sistema educativo actual.

Y es que, hablando de este sistema educativo, lo primero que debemos comprender y muchas personas no quieren aceptarlo es que nuestro actual sistema está completamente obsoleto.

Más que un concepto desde el punto de vista educativo, debemos verlo desde un enfoque de sociedad. No puedo saber con exactitud lo que pasaba hace 20 años ya que en ese mismo instante solamente tendría unos meses de vida, pero es totalmente evidente que la sociedad ha cambiado a un ritmo frenético en tan pocos años.

De la misma forma que las leyes se deben cambiar para afrontar todos estos cambios, nuestra concepción de la educación y de cómo debemos forjar a los futuros trabajadores también debería cambiar.

La época de la revolución industrial ya pasó hace muchos años. No se necesita mano de obra en la misma medida debido a que cada vez disponemos de más máquinas que automatizan todos los procesos.

Lo que necesitamos son personas capaces de pensar por sí mismas, personas que tomen decisiones. Y lo cierto es que el actual sistema no potencia estas habilidades.

Este enfoque tan teórico de la universidad es lo que realmente retrasa la formación que se da en España con otros países europeos y creo firmemente que apostar por la práctica, la toma de decisiones y el contacto con el mundo laboral desde el primer día es fundamental para crear profesionales cualificados de cara al futuro.

Vivimos en la incertidumbre

“Si vas a la universidad, todo irá bien”.

Seguramente en más de una ocasión te has encontrado con esta frase o alguna por el estilo. Una frase acabada con una incitación a hipotecarte por un piso y un coche. Todo irá bien decían. Tendrás un trabajo estable con el que serás capaz de pagar (en 40 años) todo lo que debes.

Por ello, si en estos momentos estás estudiando una carrera o has acabado recientemente habrás dado cuenta de que tu situación actual no es así. En cierto modo, me alegro de que no sea así. Ante una mala situación, prefiero estar sin empleo antes que estar debiendo dinero.

Una de las mayores incertidumbres a la que me enfrento cada día, al igual con miles de universitarios, es saber que va a venir después. Tener conocimiento de las salidas que puede ofrecer tener un título más que el simple hecho de engordar las listas del paro.

El problema parte, una vez más, de un crecimiento desmesurado. ¿Te suena de algo el estallido de la burbuja?

Seguramente hace 10 años no hubiera estado planteándome escribir este post. Perfectamente podría haber estado viendo la última película en cartelera o mi serie favorita en lugar de escribiendo este post, estableciendo una estrategia para atraer tráfico a mi blog o pensando qué prácticas de empresa puedo encontrar sin someterme a estar 8 horas al día por 300 euros al mes.

Hace 10 años todo funcionaba, aunque de forma superficial, de manera perfecta. Un estudiante de ingeniería industrial como yo seguramente encontraría trabajo nada más salir sin demasiada dificultad.

Es más, no tendría ningún problema en arriesgarme a decir que un trabajo muy bien pagado.

Pero al igual que pasó con la economía, la burbuja de las oportunidades laborales creció tanto que acabó por explotar.

Y como sucede cuando algo no da más de si, los efectos colaterales se dejan notar. En nuestro caso, los excesos en términos económicos acabaron demostrando que nuestro sistema educativo no está dando de sí trabajadores lo suficientemente preparados. Además de, por supuesto, las grandes carencias a nivel político que sufre nuestra sociedad (aunque de ese tema prefiero no opinar, al menos en este post).

Pero volvamos al presente. La crisis es algo que ya ha sucedido y que no podemos remediar. Y el presente más evidente es que cada vez son más los jóvenes que aprecian que la formación que reciben no es suficiente para hacer frente al mercado laboral.

Pocos universitarios conocen sus competencias laborales. Y prácticamente nadie, a día de hoy, tiene claro cuál es su futuro al acabar la universidad.

La conclusión es clara. Actualmente un estudiante vive completamente en la incertidumbre, y a pesar de que esta situación algunos la veamos como un sinónimo de buscar oportunidades bajo las piedras y tratar de exigirnos al máximo, comprendo perfectamente que muchas personas no se sienten cómodas con esta situación al salir de la universidad.

El riesgo y la incertidumbre es algo por lo que todos debemos pasar, pero no hasta este punto. No hasta el punto de tener una carrera universitaria a la que, a corto plazo, no le vas a sacar partido.

Al fin y al cabo, nuestro principal objetivo al estudiar es encontrar un empleo en el que nos sintamos realizados y, la vez, seamos capaces de aportar un valor a la sociedad equiparable a nuestra sensación de autorrealización y al sueldo que obtenemos a cambio de desempeñar nuestra función.

Sin embargo, existe una dualidad entre el suelo obtenido y el valor aportado que para nada se corresponde con la realidad.

Qué puedes empezar a potenciar mientras estudias

Por suerte para todos nosotros, vivimos en una época en la que el acceso a la información es, por norma general, más fácil que nunca.

Y dado que en muchas formaciones no se ofrece información necesaria sobre determinados apartados imprescindibles bajo mi punto de vista, creo que el hecho de convertirse en autodidacta y la nuevas oportunidades de acceso a la información nos pueden ayudar en gran medida.

Por ello quiero darte una serie de conocimientos y habilidades núcleo que, tanto si eres universitario como si ya has acabado tus estudios y te encuentras en el mercado (trabajando o desempleado), es recomendable que pongas en práctica desde este mismo momento.

Invierte tiempo (y si es necesario dinero) en formarte sobre negocios, economía o desarrollo personal.

Veo un problema en el planteamiento de muchas formaciones (salvo las relaciones con el ámbito de los negocios). Y para mí este pequeño problema es que no proporcionan demasiada información a un alumno sobre el mundo laboral.

Para mí, debería ser fundamental que en la universidad se trate de dar a conocer que el mundo laboral es como un mercado. Y junto a ello, se proporcione unas nociones básicas sobre negocios, finanzas, emprendimiento y desarrollo personal.

Por ello, si tienes la oportunidad, trata de formarte en estas áreas mientras estás estudiando. La visión que obtienes de la situación económica es un complemento muy potente a la información que adquieres en las asignaturas que te imparten en la universidad.

Desarrolla una marca personal que te abra al mundo laboral

Seguramente si seguís con frecuencia el blog de Omar o alguno de temática similar, os habréis dado cuenta que el tema de la marca personal está tomando una gran importancia en los últimos años.

Es sencillo de entender. Ante una economía en la que la competencia en el mercado laboral ha aumentado considerablemente y la formación de los estudiantes es cada vez más similar, destaca aquel que mejor sabe venderse. Es decir, aquel que potencia su marca personal y trata de obtener visibilidad y contactos en su sector.

Internet es una buena forma de potenciar tu marca personal. A día de hoy solamente tienes que reducir tu cantidad de cafés en 5 o 6 mensuales a cambio de tener tu propio blog, el escaparate de tu marca personal.

Potencia tu capacidad de comunicación, escucha activa y networking

Comunicarse siempre ha sido un imprescindible. Es algo indudable. Los negocios, al fin y al cabo, no dejan de ser una relación en la que dos partes se ponen de acuerdo. Una parte aporta trabajo de valor y la otra, por norma general, una retribución económica.

A día de hoy, con las posibilidades que ofrece Internet y las nuevas comunicaciones, me parece una gran pérdida de tiempo no aprovechar la gran cantidad de canales de los que disponemos para generar contactos de nuestro sector y seguir aprendiendo a través de la red.

Todas las oportunidades de trabajo que me han llegado han sido gracias a Internet. Y si yo lo he podido conseguir, no siendo demasiado activo en este apartado, imagínate lo que tú puedes llegar a conseguir.

Prioriza el proceso de creatividad y toma inteligente de decisiones

Quizás uno de los grandes problemas por el cual el sistema educativo no está dando profesionales cualificados reside en este concepto: a lo largo de los años han matado poco a poco nuestra creatividad.

Desde pequeños nos han enseñado a seguir un camino predefinido, quedando nuestra capacidad de crear y tomar decisiones apartada en el olvido.

El problema llega, otra vez más, cuando el sistema falla y lo que creíamos como adecuado se derrumba. Si no quieres que te vuelva a pillar el toro, dedica parte de tu día a día a explotar esta parte de tu cerebro.

Te propongo una solución: emprender en la red

También quiero mostrarte otra realidad. Algo mucho menos negativo que todo lo anterior. Y es que la crisis es una oportunidad de cambio y de adaptación a la nueva sociedad en la que nos encontramos.

Cierto es que ha dejado a muchos hogares sin recursos y es algo que entre todos debemos solucionar, pero también creo que para muchos jóvenes esta época es el momento perfecto para arriesgarse.

¿El motivo? Porque un estudiante no tiene más obligaciones que sacar sus estudios adelante, y a día de hoy las nuevas tecnologías han hecho logrado algo increíble: nunca antes ha sido tan sencillo y económico crear un negocio.

¿Te imaginas cuál puede ser la solución que te estoy proponiendo?

¡Si! Emprender puede ser tu solución. Y conmigo ya son más personas que usuarios registrados tiene Facebook los que que se han parado a mencionarte la opción de emprender.

Emprender no es nada nuevo. Simplemente está de moda.

Hemos forjado una idea de que el emprendedor es similar a un superhéroe en tiempos de crisis. Una idea de la que, en cierto modo, está distorsionando la magia de emprender.

Personalmente no me gusta llamar como emprender a aquello que hago en mi día a día y compagino con mis estudios. Pero ya que muchas personas lo llaman así, ante la duda acuñemos el término que más vende.

Por supuesto, no voy a ser yo el primero en animar a que emprenda a un estudiante una vez acabe sus estudios. Creo que, antes de dejarse llevar por las influencias y los casos de éxito que se muestran en las charlas de emprendimiento, todo universitario debe establecer prioridades:

  • A veces una persona no tiene que tener la necesidad de emprender al mismo terminar una carrera. Simplemente, le parece razonable la opción de coger experiencia con un trabajo como empleado.
  • En otras ocasiones el propio mercado en el que te encuentres dificulta el proceso de emprender. Yo personalmente me encuentro estudiando ingeniería industrial, para lo cual se necesita como mínimo tener una carrera y, una vez la tienes, trabajar durante años para adquirir experiencia laboral que te permita ampliar conocimientos y generar una lista de clientes.

No obstante, lo que si te propongo en este artículo es emprender (o lanzarte al mundo activo de la red) mientras estudias, de tal forma que te permita obtener un sobresueldo durante tu época de universitario y, a la vez, adquieras formación y contactos en otros campos.

Se trata de emprender a medida y pensando siempre en diseñar un estilo de vida compatible con tu día a día. ¿Suena bien verdad?

Mis claves para crear un negocio en la red mientras dedicas tu tiempo a estudiar

Creo que después de la gran charla que te he contado sobre política, educación y emprendimiento, estarás esperando la parte propiamente dicha de crear un negocio. Y dado que este artículo está orientado a un estudiante, mis claves no iban a ser ni mucho menos.

Por ello, aquí te presento cuáles son mis principios para tratar de crear un negocio en Internet que te permita seguir generando ingresos mientras estudias.

Pasivo

Cuando eres estudiante, algo que deseas tener día tras día es alguna hora más para llevar a cabo todo lo que tienes pendiente.

En el momento en el que tratas de compaginar ir a clases, estudiar por la tarde, disfrutar y emprender, debes ser consciente que necesitas dos elementos fundamentales: una buena organización de tu tiempo (ser productivo) y un modelo de negocio que se adapte a tu vida universitario.

Por ello, mi punto de vista es que los negocios pasivos (aquellos en los que separas tiempo de dinero), son un requisito muy a tener en cuenta a la hora de diseñar el modelo de negocio con el que vas a emprender.

Automatizable

Relacionado también con el problema de la falta de tiempo (lo menciono muy a menudo ya que lo sufro a diario), soy defensor de que una de las mayores ventajas que ha ofrecido la red en el mundo de los negocios es la de automatizar una gran cantidad de tareas.

Existen a día de hoy una innumerable lista de herramientas que nos permiten ahorrarnos una gran cantidad de tiempo en tareas de SEO o comunicación en nuestro negocio, por lo que es una auténtica pérdida de productividad el hecho de no estar usándolas.

Controlable

O, lo que es lo mismo, que en la medida de la posible el negocio sea tuyo y no que gran parte de las decisiones estén a cargo de un tercero de modo que no te permita tener un control total de tu negocio.

Además, de la misma forma que tu negocio debe estar en tus manos, todo el tema de infraestructura del mismo también debe ser controlable en la medida de lo posible por ti mismo.

Específico

Teniendo entre 18-22 años es prácticamente imposible abarcarlo todo. No puedes formarte en medicina, ingeniería y administración de empresas a la vez.

De la misma forma, un negocio que trate de abarcar una gran cantidad de sectores importantes es un negocio condenado al fracaso. Sencillamente porque una sola persona no puede competir contra las grandes empresas de un sector.

Por ello, si apuestas por un negocio basado en ingresos pasivos, trata de centrarte en aquel que sea lo más específico posible y, además, de una tema de la que tengas un mínimo de conocimiento.

Baja inversión

Creo que, a lo largo del artículo, he tratado de dejar bastante claro que el dinero del que dispone un universitario para costearse sus estudios es demasiado ajustado. Evidentemente un joven no puede, en la mayoría de casos, permitirse emprender con un negocio en la que las inversiones iniciales sean elevadas.

Por suerte, si algo permite Internet es que con solamente 50 euros al año ya puedes tener una base de operaciones desde la que crear un negocio en la red, tu propio blog.

No dependiente de clientes

Fundamental. Motivo por el que también me decido por los ingresos pasivos. Como he comentado, la vida a diario de un estudiante se basa en horarios de 6 horas diarias de clase (además, cambiantes semana a semana), a lo que hay que añadir las horas de estudio por la tarde.

Por estos motivos trato completamente de huir de algún trabajo que requieres estar en contacto con clientes más allá de contestar algunos correos a la semana. Sencillamente porque es muy difícil atender a personas de forma eficaz cuando ya tienes un horario completo centrado en los estudios cuando ellos te reclaman.

Escalable

Dejo para el final un concepto que no solamente es fundamental a la hora de emprender en la red, sino que cualquier negocio debería crear bajo esta premisa.

Un negocio escalable es aquel que los gastos no crecen al mismo ritmo que lo hacen los ingresos. Es decir, si un mes tengo 100 euros de beneficio y 50 euros de gasto, otro mes que gane 200 euros no tendré que desembolsar 100 euros, sino una cantidad inferior.

Ideas de negocios que puedes emprender desde casa sin riesgo siendo estudiante

A continuación te quiero mostrar dos ideas de negocios en la red que, aunque seguramente ya conoces, no podía cerrar este artículo sin mencionarlas.

Cierto es que una de ellas no es compatible con el requisito de no depender de clientes, pero también es una opción bastante a tener en cuenta cuando emprendes en la red.

Trabajador freelance

Si sigues con frecuencia a Omar seguramente ya conozcas la figura del trabajador freelance y la gran cantidad de oportunidades que Internet puede ofrecer a un autónomo para explotar su marca personal, darse a conocer y generar ingresos montándolo por su propia cuenta.

Lo cierto es que la figura del freelance ha sufrido una gran evolución con la llegada de Internet, demostrando que con solamente un blog y muchas ganas de trabajar y aportar valorar a tus lectores, se puede conseguir monetizar tus conocimientos y experiencias desde casa.

Si tienes conocimientos relacionados con el mundo del diseño gráfico, programación web, marketing online o temáticas que se puedan monetizar a través de Internet, actuar como trabajador freelance es un gran modo de conseguir unos ingresos extras si eres estudiante.

Además, también puedes recurrir a vender tus conocimientos en forma de curso online o infoproducto, de tal forma que crees una comunidad de personas que adquieran tus productos digitales y se formen gracias a ellos.

Negocios pasivos online

La otra opción por la que puedes apostar es, sin duda alguna, mi preferida cuando tienes que cuadrar en tu día a día estudios y negocios.

Para montar un negocio online necesitas disponer de un sitio web (página o blog), unos conocimientos de marketing online (más en concreto de SEO y monetización) y dedicarle unas cuantas horas iniciales a crear tu blog en un nicho de mercado rentable (específico y escalable).

Se de sobra que sobre la práctica es algo más difícil de lo que parece, pero te aseguro que conozco varias personas que se ganan un buen sueldo gracias a sus blogs de nicho. Como todo, la solución radica en invertir horas en formarte y fallar en repetidas ocasiones hasta que encuentres la clave a la hora de monetizar tu blog.

En temas de negocios pasivos existen muchas formas de obtener ingresos de tu página nicho: afiliación, publicidad display, etcétera. Es decisión tuya elegir el modelo más adecuado al nicho en el que te encuentres. Por opciones no será.

Espero que con este artículo te haya quedado más claro que la situación actual de un estudiante en España es complicada.

Si eres estudiante, creo que estarás de acuerdo en que no nos encontramos ante un realidad con buen futuro, y espero con todas mis ganas que estas recetas de negocios te hayan servido de motivación para lanzarte a emprender en la red.

foto-alejandro-caballeroAlejandro Caballero.
Soy estudiante de Ingeniería de tecnologías industriales y escribo en mi blog sobre marketing online, blogging, productividad, lifestyle y marca personal.

También puedes encontrarme en Twitter o Google+.

Por qué el sistema educativo actual no funciona y cómo puedes emprender estudiando
3.4 (68%) 10 vote[s]

Omar de la Fuente
Omar de la Fuente
Trabajo con mi blog haciendo realidad mi sueño de vivir de mi propio negocio online y poder ayudar a otras personas a conseguir el suyo a través de mis contenidos gratuitos y mis cursos de pago.

¡Muchas gracias por compartir!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

¿Necesitas algo en concreto?

No te vayas sin dejar tu comentario...

20 comentarios en “Por qué el sistema educativo actual no funciona y cómo puedes emprender estudiando”

  1. Irene Castañeda

    Que bien Alejandro…! me gustaría haber tenido esta información durante los años de carrera y haber comenzado a construir durante esos años que si bien disfruté, también me los pasé preguntándome qué mierdas haría cuando acabase la carrera… U.u Tengo 22 años así que tampoco me voy a quejar. Es más agradezco muchísimo haber descubierto este mundillo ahora y en parte no me motivaría tanto si antes no hubiese estado perdida. Desde luego es un fantástico consejo para jóvenes que estén estudiando aún. Te obliga a investigar, a leer, a pensar y potenciar tu lado creativo, a aprender informática (tan importante), a contactar con personas de distintos sectores…

    Muy buen artículo 🙂 deberías plantearte difundirlo por universidades 😉

    1. ¡Hola Irene!

      La universidad también está para pasarlo bien durante esos años… ¡Faltaría más!

      Yo creo que todos hemos estado igual de perdidos al comenzar la universidad debido a que al final nada es tan ideal como te lo pintan nada más llegas allí. El mundo del blogging tiene lo bueno de ser un aprendizaje que complementa mucho lo que estudias en la universidad ya que te obliga a buscar soluciones a todo por tu propia cuenta.

      Por cierto, he visitado tu blog y me encantan los artículos que publicas. ¡Sigue así!

      ¡Un abrazo!

  2. Desgraciadamente estás en lo cierto, muy buen post. Yo soy maestro y psicopedagogo (aunque este año será el primer año que me presente a las opos) y la mayor parte de los profesores de uni han sido personas que en pocos casos han ejercido en un colegio o instituto. De hecho, aquellos que sí lo han hecho, por lo general, hacían una clase mucho mejor que los que no habían enseñado en otro sitio a parte de en la universidad.

    En cuanto a la política en educación… tenemos ejemplos que funcionan muy bien, como el de Finlandia, donde las leyes educativas las cambian maestros y profesores, no partidos políticos que andan reformándolas cada 4 años. De esta manera se aseguran un bien para la sociedad a largo plazo (tenéis muchos y muy interesantes documentales sobre la educación de Finlandia en Youtube).

    También es verdad que hay que currarse las clases y poner objetivos claros, y por desgracia en mis Prácticums, había muchas veces que no veía el trabajo en equipo que debería haber para mejorar entre todos. Ahora estoy en Inglaterra de Spanish Assistant en un instituto, y sí que veo este trabajo duro por parte de los profesores, a parte de los 3000€ que ganan, lo cual no me parece mal, teniendo en cuenta que toda la sociedad pasa por los colegios e institutos, y que por tanto es uno de los trabajos más importantes que existen y al que se le debería de dedicar mucho esfuerzo para obtener los mejores resultados (y ellos por lo que veo aquí, lo hacen).

    Por otra parte estoy de acuerdo en que el trabajo está difícil en España, hay pocas plazas en los distintos trabajos, y en mi caso será difícil superar a mucha gente en las oposiciones sin tener experiencia previa. ¿Pero sabes lo que pienso?
    Creo que si realmente te curras cualquier cosa, si hay una posibilidad de conseguirla, puedes hacerlo. En mi caso creo que si realmente me propongo sacar las oposiciones lo conseguiré, y lo mismo creo que puede hacer cualquier persona, sin ser el más inteligente o el más brillante, a base de esfuerzo. Incluso aunque no sea a la primera.

    Lo mismo ocurre con los blogs por lo que leo y veo en el mío (aunque yo me estoy dedicando a los vídeos de momento, y tengo que ponerme las pilas con el blog), se tarda tiempo en conseguir frutos, y para lo que tú comentas pienso que se puede tener como hobby y conseguir una marca y algo de dinero extra. En caso de querer dedicarte a esto, sí que veo que habría que dedicarle todos los días unas cuantas horas y tener un plan (que supongo que es lo que hace Omar), lo cual es difícil de combinar con estudios o trabajo, aunque Paul Benítez parece que lo va consiguiendo, ¿no?.

    La verdad que me ha quedado un comentario largo, lo que no escribo en mi blog lo escribo aquí xD!

    ¡Mucha suerte a ambos!
    Un saludo

    1. ¡Buenas Jorge!

      No podría estar más de acuerdo contigo, el esfuerzo es la base para conseguir todo lo que te propongas. Y seguro que, en tu caso, todo ese esfuerzo que me comentas dará lugar a que tengas unos buenos resultados en las oposiciones.

      Muchas gracias por tu comentario, aunque sea extenso como dices está lleno de valor en cada párrafo. ¡Un abrazo!

  3. Decía Omar que le hubiera gustado escribir un artículo así, y me siento plenamente identificado. Llevo años criticando el sistema educativo tradicional, que te obliga a invertir demasiado tiempo y dinero a cambio de unos resultados tan pobres, que al terminar debes empezar desde cero.

    No solo estoy de acuerdo en todo lo que expones en el artículo, sino que además lo reafirmo con mi experiencia. En mi blog trato de ayudar a estudiantes y profesionales con poca experiencia a adentrarse en el mundo del mantenimiento industrial y la reparación.

    Lo que empezó siendo una idea para intentar abrirme un hueco en el mundo online, ha resultado ser un tema con gran aceptación, y poco a poco se está creando una gran comunidad de lectores que valoran el esfuerzo y dedicación.

    Al principio dudaba de que mis conocimientos interesasen a alguien, pero ahora me doy cuenta de que existe una verdadera necesidad de conocimiento que no existe en la escuela.

    Estoy en el camino de que esto se convierta en un verdadero negocio, y los resultados indican que solo es cuestión de seguir currando y aprendiendo.

    Saludos.

    1. ¡Hola Eugenio!

      Me alegro mucho que tu sitio sobre formación vaya avanzando y teniendo una gran aceptación. Y más en aquellos sectores en los que todavía no ha llegado el mundo online en todo su potencial.

      Al final todo reside en que, quien aporta valor a su alrededor, siempre acaba recogiendo los frutos de su esfuerzo. Si el sistema educativo falla, tenemos que ser nosotros los que apostemos por ofrecer formación de calidad.

      ¡Un abrazo y mucho ánimo!

  4. Excelente artículo Alejandro y excelente fichaje Omar 😉

    Me encanta ver gente joven con las ideas tan claras y con esas ganas de comerse el mundo.

    Hace tiempo que leo tu blog Alejandro y ya me había llamado la atención la calidad de tus contenidos, si me dicen que tienes 35 años y 10 años de experiencia me lo habría creído.

    Llegarás tan lejos como quieras 🙂

    Un abrazo para los dos!

    1. ¡Buenas Arturo!

      Muchas gracias por tu comentario, también he visitado tu blog y tiene muy buena pinta. Tanto por los contenidos como por el diseño tan currado que has hecho y que personalmente me encanta.

      Siempre digo que, pase lo que pase, a la hora de emprender en cualquier situación es necesario dos extras que muchas veces no se tienen en cuenta: capacidad para ser diferentes y mantener tus valores e ideas bien definidas. Y, por lo que veo, en estos puntos ambos estamos de acuerdo.

      ¡Un abrazo!

  5. Ana Sastre López

    Alejandro me ha encantado tu post. Hoy justo he dado una charla en el campus de Eusa de Sevilla a gente de entre 18 y 23 años sobre negocios online y me hubiera encantado tener tu articulo para transmitirles desde el punto de vista de alguien de su edad todo el potencial que tienen. Lo compartiré en cualquier caso a posteriori con ellos porque me parece fantástico.
    Omar sigue trayendo gente tan interesante que estas historias inspiran!! Un saludo a los dos. Sois unos cracks!

    1. ¡Muchas gracias por tu comentario Ana!

      Para mí también es una fuente de motivación tus palabras. No puedo estar más de acuerdo. Los negocios online nos pueden abrir muchas puertas a los que somos estudiantes, y por desgracia es un tipo de formación que todavía no está extendida entre la comunidad universitaria. Gracias de nuevo por compartir el post.

      ¡Un abrazo!

  6. Juan Carlos Montoya

    Me quito el sombrero. Soberbio artìculo que, al igual que tu, querido Omar, me hubiese encantado escribir. Me encanta descubrir gente que no para de hacer cosas, de moverse, de inventar y reiventar. No estamos viviendo solo una crisis, sino un cambio de era. Como ocurrió tras la Revolución Industrial. Ahora es el momento de reubicarse y de la apuesta por la utopía personal desde la cooperación. Bravo por quienes no paran. Felicidades

    1. ¡Muchas gracias por tus palabras Juan Carlos!

      No vamos a mentir. La crisis ha dejado muchas secuelas pero opino que también es la llamada a la acción que necesitábamos muchos jóvenes para no dormirnos en los laureles.

      A día de hoy soy defensor de que es necesario un cambio en la forma pensar y actuar. También en la forma de trabajar y como tú comentas apostando por la utopía personal. Pero eso si, todo ello pensando en el bien común. La clave del éxito para mí es trabajar duro junto con un toque de diferenciación y riesgo.

  7. Totalmente de acuerdo contigo, Alejandro: hay que tener INICIATIVA.

    Para abrir nuevos caminos el primer paso es tener ganas de hacer algo… El ejemplo de Facebook que hace 10 años que empezó es sólo una muestra muy conocida de que SIEMPRE hay nuevos nichos porque TODO CAMBIA y el que sea capaz de ver eso jugará con VENTAJA 😉

    Un cordial saludo!!!

    http://www.krakenbyte.com

    1. Iniciativa… ¡Gran palabra!

      ¿Lo mejor de todo? Que el ritmo de vida actual cambia a un ritmo frenético, y a pesar de que sea muy difícil adaptarse a estos cambios, debemos ver el lado positivo de las cosas y en este caso sería la gran cantidad de nuevos mercados que se abren en el siglo XXI.

      Facebook ha sido uno de ellos, aunque estoy seguro que entre todas las puertas que ofrece Internet y la nueva economía colaborativa que está surgiendo veremos un gran cambio en los próximos años.

  8. Totalmente de acuedo con Alejandro, es más, lo llevo siguiendo desde hace algún tiempo y he podido ver en él este cambio de perspectiva que comenta.

    ¡Chapeau! Un post de 10 🙂

    1. ¡Muchas gracias por tu feedback Teresa!

      Te doy la razón, el cambio de perspectiva es algo que me ha llegado con el paso de los meses, creo que es algo totalmente necesario y que quería dejar plasmado en este post.

  9. Es una alegría que haya gente que está en la Universidad y tiene las cosas tan claras, como debe de ser hombre! 😀

    Suscribo punto por punto todo lo que ha dicho y más quisiera yo cuando tuve mis 20 años no haber estado desperdiciando 5 haciendo básicamente nada, porque la carrera poco me ha aportado.

    El sistema educativo es pésimo, pero lo peor es que el de «élite» (Universidad) es todavía peor. Que te de clase gente que no ha trabajado desde hace 20 años en el sector, sin formación práctica ninguna y con conceptos más antiguos que Matusalén da que pensar.

    Habría que empezar a meter gente joven en la facultades, como mínimo como profesores adjuntos para que dieran ciertas clases. Yo, por ejemplo, preferiría que viniera más de uno y de dos bloggers a darme clase que los supuesto profesores tan bien formados.

    Un saludo y mucha suerte en todo Alejandro 🙂

    1. Así debe ser Javi, me ha gustado mucho el post de Alejandro, y yo lo he podido llevar desde los 17 años con un pequeño blog en blogger, me termine recibiendo de Ingeniero Mecatrónico, por lo cual estuve laborando en el sector industrial 1 año y 2 meses, posteriormente me abri muchas puertas gracias al blog, hasta llegar a dar clases en la universidad de donde terminé mis estudios, totalmente renovado, y con ideas más claras, y más que nada el emprendimiento. Tengo 22 años, y sigo trabajando duro para hacer las cosas totalmente diferentes, creo que es lo que importa, ser diferente.

      Genial artículo.

      1. ¡Hola Carlos!

        Enhorabuena por todo lo que has conseguido. Muchos jóvenes no se toman en serio lo que les digo cuando hablo de que un blog te puede ayudar a conseguir oportunidades laborales. En cambio, eres un gran ejemplo de como con ganas y creando un proyecto paralelo a tus estudios (tu blog), has podido abrirte camino.

        Siempre he pensado, al igual que tú, que en la diferenciación radica una de las claves para el éxito. ¡Un abrazo!

    2. ¡Buenas Javi!

      Totalmente de acuerdo contigo en lo que mencionas sobre la «élite». Es algo bastante triste (por no decir otra palabra), que vayas a clase y te encuentres con que algunos profesores sigan usando las mismas diapositivas durante años (no se molestan ni en cambiar la fecha del curso académico), o con libros para nada renovados y actuales.

      Lo que no hay duda es que, si a la vez que en política últimamente se está hablando de un cambio generacional, en la universidad también es muy necesario este cambio para adaptar a los estudiantes a la nueva sociedad cambiante en la que vivimos.

      ¡Mucho ánimo también con tus proyectos!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Responsable » Omar de la Fuente Prieto (servidor)
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Haciaelautoempleo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.